Encontrar el equilibrio entre el uso correcto del aire acondicionado y lograr una temperatura ideal en los meses de verano, así como también maximizar el ahorro de energía, puede resultar una tarea complicada.

Sin embargo, no solo estaremos contribuyendo a preservar el medioambiente, sino que también estaremos previniendo enfermedades y constipados al usar el aire acondicionado de manera adecuada.

¿A qué Temperatura poner el Aire acondicionado en verano?

Para poder contar con un hogar en las mejores condiciones climáticas en todas las épocas del año, deberemos tomar en consideración una serie de medidas contal de poder disfrutar del aire acondicionado a la mejor temperatura, sobre todo en verano.

Mucha gente llega a pensar que el aire acondicionado en verano debe encontrarse cerca de los 21ºC, aunque nada más lejos de la realidad, encontraremos la temperatura ideal en verano entre los 23-25°C.

Esta cifra dependerá de diversos factores, ya que dependiendo de la eficiencia energética del hogar, el número de personas que haya, si el sol está incidiendo de manera directa sobre la superficie que estamos climatizando, hará que quizás debamos bajar la temperatura del aire acondicionado en verano con tal de pedirle un poco más de potencia.

Consejos para usar el Aire Acondicionado en verano

Para encontrar la temperatura ideal del aire acondicionado en verano, a veces necesitamos un par de consejos, ya que tanto el ahorro como el confort térmico son dos bazas importantes.

  • El aire acondicionado para dormir siempre debe situarse en unas temperaturas cercanas a 26ºC.
  • Usa los modos ECO, QUIET o SLEEP, gracias a ellos podrás bajar incluso más la potencia para disfrutar de un sueño placentero y no despertarte con frío, dolor de garganta o síntomas similares.
  • Programa el apagado y encendido del aire acondicionado para tener la estancia climatizada durante un tiempo determinado y mantenerla durante el transcurso de la noche.
  • Emplea el gestor automático de temperatura, con el cual sin necesidad de accionamiento humano tendrás la temperatura exacta que necesites.
  • Orienta las lamas del aire acondicionado para que incida de forma indirecta, ya que si lo hiciera directamente influiría de forma negativa en el confort.
  • Asegúrate de cerrar todas las puertas y ventanas, puesto que no servirá de nada un buen aparato y todas las consideraciones anteriores si entra aire caliente procedente de la calle.

¿Qué pasa si pongo el aire a 26ºC?

Si decidimos colocar la temperatura del aire acondicionado en 26ºC, no tendremos ningún problema en cuanto a la comodidad de la habitación. Esta es una excelente opción para conseguir un ahorro energético sin sacrificar la comodidad. Además, esta temperatura es perfectamente adecuada para mantener un ambiente fresco y cómodo sin que el aire acondicionado se vuelva demasiado frío.

Esto significa que no tendremos que ajustar la temperatura constantemente para evitar el exceso de frío o de calor. Además, contribuiremos a un ahorro significativo en la factura de electricidad, ya que el aire acondicionado no tendrá que funcionar tanto para mantener la temperatura deseada.

¿Qué pasa si pongo el aire a 27ºC?

En el caso concreto que usemos el aire acondicionado en verano a 27ºC de temperatura no ocurrirá ningún problema ni bajará nuestro nivel de confort puesto que existen distintas ocasiones en las cuales poder emplear este tipo de temperaturas.

No obstante, como hemos comentado anteriormente, estas temperaturas más elevadas suelen emplearse a la hora de ir a dormir, con la finalidad de tener un sueño placentero y sin interrupciones.

¿Cuáles son las Funciones de un Aire acondicionado?

Más allá por lo que se conoce popularmente el Aire acondicionado, existen múltiples funciones (siempre dependiendo del modelo que tengas en el hogar) las cuales podrás aprovechar como alternativa al frío o calor que todo el mundo usa.

  • Modo Frío: Es el modo que deberás emplear para enfriar la estancia donde tengas el aire acondicionado instalado, de esta forma deberás controlar la temperatura y la potencia para encontrar la temperatura óptima en verano.
  • Modo Calor: En invierno necesitaremos contar con una climatización que aporte calor, de forma que igual que el modo frío, gestionaremos la temperatura y potencia.
  • Modo Seco: Es ideal para poder reducir la humedad presente en el ambiente donde tengamos el split instalado. Solo necesitamos activar la función en caso de que sea estrictamente necesario, además de que nos proporcionará frescor en la estancia.
  • Modo Ventilador: Con este modo emplearemos el aire acondicionado de nuestro hogar como un ventilador, sin climatizar el aire, solamente para generar flujo de aire donde tengamos instalado el aparato.
  • Modo ECO: Para economizar al máximo el funcionamiento del Aire acondicionado será conveniente utilizar este Modo ECO, aunque reduciremos el consumo eléctrico y disminuirá el funcionamiento del aire acondicionado, es una opción excelente a tener en cuenta.

Pon a prueba estos modos de funcionamiento para mejorar el confort y aprovechar el aire acondicionado al 100% de sus capacidades. Si no cuentas con un aire acondicionado moderno con estas funciones, puedes encontrarlos al mejor precio aquí.